Discursos y otros documentos del Secretario General

ENTREGA DEL LISTADO DE CANDIDATURAS ELEGIBLES EN MATERIA DE ANTICORRUPCIN AL PRESIDENTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

18 de enero de 2017 - Tegucigalpa, Honduras

La creación de una jurisdicción penal especializada en combatir la corrupción es un gran paso adelante en Honduras. Tal como abogó la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH) , esta iniciativa permitirá el procesamiento de redes de corrupción y conducirá a la recuperación de los bienes y activos que pertenecen al pueblo hondureño.

Amigos y amigas,

Esta iniciativa re-confirma el compromiso de Honduras para enfrentar la corrupción. Un primer paso fue pedir el apoyo de la OEA, que dio lugar a la creación de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (MACCIH). Otro paso importante ha sido seguir las recomendaciones que han venido formulando la propia Misión
• Con la creación de esta jurisdicción penal, esperamos que, ahora sí, los resultados para investigar y sancionar a los corruptos puedan hablar por sí mismos. Esta iniciativa debe significar continuar luchando contra la impunidad.

• La impunidad no implica sólo una falta de castigo, sino que sus consecuencias representan la pérdida de legitimidad y confianza en los gobiernos y en las instituciones del sector justicia por parte de la ciudadanía.

• El combate contra la impunidad requiere que las propuestas normativas dirigidas a combatirla vayan acompañadas o complementadas por recomendaciones sobre el diseño e implementación de una política criminal contra la impunidad.

Así se podrá fortalecer a las instituciones del sector justicia.

• No debemos olvidar que la corrupción afecta sobre todo a los más pobres, a los más débiles, a quienes dependen del estado para la provisión de servicios básicos.

La corrupción no solo roba dinero; roba derechos, pues la sustracción de recursos públicos termina generando desatención e indiferencia;
• La impunidad niega el acceso a la justicia y genera frustración en la ciudadanía.
La corrupción es un crimen perverso que debe tener la mayor atención de los gobiernos. En Honduras la población se manifestó masivamente en contra de la corrupción y hoy aquí estamos presenciando esta iniciativa para construir la institucionalidad que permita enfrentarla con convicción y eficacia.

• En pocos meses se creó la jurisdicción especial nacional anticorrupción a pedido de la MACCIH y hoy asistimos a la presentación de los candidatos finales a jueces y magistrados especializados, producto de una ardua selección.

• Estamos en el camino de dejar atrás un pasado oscuro de hechos oprobiosos. Hoy es un día para dejar atrás un pasado oscuro que tolero hechos oprobiosos, es un día para mirar hacia el futuro, pensando que una Honduras más justa es posible.

• Asistimos a un acontecimiento crucial. La ciudadanía hondureña puede sentirse más optimista ahora que transitamos un camino más efectivo para enfrentar la corrupción.

Esta jurisdicción penal anticorrupción con competencia nacional es la mejor manera de juzgar a los corruptos a través de un sistema de jueces independientes.

• La lucha contra la corrupción requiere de una plataforma jurídica y legal que facilite las investigaciones, el juzgamiento y el castigo a los culpables de esos delitos.

Debe ser especializada y sistémica, para lograr ser eficaz en la lucha contra un fenómeno cada vez más sofisticado.

Si el crimen se organiza y especializa, su combate debe ser más riguroso en su organización y competencias. Esto es lo que conseguimos con esta nueva jurisdicción.

• Pero la jurisdicción por sí sola no funciona si no se acompaña de una garantía de objetividad y transparencia del proceso de selección del personal. En este aspecto también creemos que Honduras tomó el camino garantista.

• La MACCIH se comprometió con la elaboración del Protocolo de Selección de Jueces, que contiene las distintas etapas del proceso, que han estado bajo la responsabilidad de una Comisión Especial integrada por:

- el Magistrado de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Bustillo;

- la Magistrada de la Sala de lo Laboral, María Fernanda Castro;

- mi Representante y Vocero de la MACCIH, Juan Jiménez Mayor;

- el representante de Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), y de la Sociedad Civil, Carlos Hernández;

- Y los respectivos suplentes de cada miembro

• He conocido el avance de las distintas etapas del proceso de selección; y he sabido de la transparencia y objetividad con que se ha actuado. Las dificultades iniciales de este proceso fueron vencidas demostrando que se trata de un trabajo estructurado y serio.

• Y sobre todo, porque ha existido voluntad firme por parte de la Comisión para hacer saber que se actuaría de forma legal y legítima, como lo ha venido sucediendo. La postulación de ciento dos candidatos para diez plazas así lo ratifica.

• Este proceso marca un precedente. El mismo ya fue empleado en el proceso de selección de los jueces de la jurisdicción antiextorsión con competencia nacional, y se sabe que se tomará de referente para otros procesos en el futuro cercano.

Honduras merece justicia, los hondureños merecen que los corruptos estén tras las rejas, que los bienes sustraídos, malversados y apropiados ilícitamente sean recuperados y que los corruptos reparen adecuadamente a los agraviados por sus delitos.

Esta jurisdicción, este sistema en general, tiene un reto y todos esperamos resultados concretos a muy corto plazo.

• El equipo de la MACCIH está comprometido con ello. Conocemos a Juan Jiménez Mayor hace muchos años, es un hombre de principios férreos y está dispuesto a cumplir con eficiencia el encargo conferido a la Misión.

Bajo su liderazgo ya se han logrado resultados tangibles: la jurisdicción especial anticorrupción es un gran ejemplo.

• Ustedes conocen también a Juan, y también me van conociendo a mí y saben que no vamos a quedarnos en esto.

Pronto tendremos una Unidad Especial en el Ministerio Público que trabajará en equipos integrados con la MACCIH en los nuevos casos de corrupción que se presenten y así completaremos la integración del sistema especial anticorrupción del país.

• La conformación del equipo de la MACCIH encargado de la investigación y análisis de los casos de corrupción se está consolidando. El resto de las divisiones de la Misión también se están fortaleciendo.

Reitero nuestro compromiso de apoyar la consolidación de un sistema especial de justicia independiente, donde se judicialicen casos de corrupción que involucren redes de corrupción para que se identifique y sancione a los responsables.

Ese es nuestro objetivo. Los protagonistas, sin embargo, son los jueces y magistrados de esta jurisdicción que, a pesar de que son conscientes que enfrentarán estructuras de crimen organizado y círculos de poder, -estoy seguro-no darán un paso atrás cuando concurran los elementos para imponer condenas ejemplares.

• Ustedes han demostrado valentía y compromiso como hondureños al postularse a este proceso, deben seguir demostrándola en el día a día. Todo un país y la comunidad internacional así lo espera

• La impunidad propicia, fomenta e incrementa la repetición de un mal acto y por eso debe ser desterrada. La integración de esta jurisdicción cuyos candidatos finales se presentan hoy, va en esa dirección.

• Los animo a que enfrentemos ese reto juntos. El pueblo hondureño, que hace dos años salió a las calles harto de tanta corrupción e impunidad, bien lo merece
.