Discursos y otros documentos del Secretario General

2015: UN AO CLAVE PARA LA LIBERTAD DE EXPRESIN Y LA DEMOCRACIA EN AMRICA

5 de abril de 2016 - Washington, DC

Presentación del Informe Anual de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH
Situación de la libertad de expresión en el hemisferio
School of Media y Public Affairs de la George Washington University

Cerca de 30 asesinatos y decenas de amenazas y agresiones contra periodistas; la aplicación de penas desproporcionadas en muchos casos, avances y desafíos en el derecho del acceso a la información, forman parte del informe de la Relatoría ; que nos muestra un hemisferio con progresos en algunos países, pero también con retrocesos vinculados al derecho a la libertad de expresión..

• Los desafíos afrontados en relación a la libertad de expresión durante el período analizado nos obligan a reflexionar. Casi tres decenas de periodistas asesinados por hechos relacionados con su labor, es algo que no podemos dejar de lado. El asesinato de un comunicador es la peor forma de censura.

• El informe también señala que podrían afectar la diversidad y el pluralismo en la difusión de información e ideas; así como amenazas al ejercicio de la libertad de expresión en internet, entre otros temas.

• La centralidad de la libertad de expresión se refleja en la triple función que tiene: Primero, es indispensable para el respeto de la dignidad de cada ser humano. Es parte del respeto a su autonomía y a la posibilidad de elegir cada uno el estilo de vida que desea y desarrollar todo su potencial creativo.

• Segundo, es una libertad clave para el ejercicio de los demás derechos fundamentales, entre los que destaco la participación política, el derecho a la educación, el derecho a reclamar más derechos para más personas y grupos históricamente vulnerados, para eliminar variables de discriminación.

• Y tercero, se trata de una libertad con una relación estructural esencial para el funcionamiento del sistema democrático. La democracia se sustenta en la pluralidad de voces, y la libertad de expresión es la columna central de todo sistema que se precie de ser democrático.

•Queremos un continente en el que más personas puedan elegir su estilo de vida en libertad y sin sentir miedo a ser discriminado por ello.

• Queremos más derechos efectivos para más personas y eso requiere de una ciudadanía activa y que se manifieste. Queremos y necesitamos ciudadanos que no teman expresar en público su punto de vista, aunque disientan del gobierno de turno. Ese es el espíritu democrático que debe prevalecer en todo el continente.

• El informe de la Relatoría nos muestra avances en algunos países y en algunos temas referidos al derecho a la libertad de expresión y el acceso a la información, pero también procesos como señalamos

• La violencia descargada para silenciar a los comunicadores, la subsistencia de figuras penales que parecen estar diseñadas para ahogar la crítica, las sanciones de tipo económico si son desproporcionadas también son una amenaza para el periodismo y los medios.

• El informe analiza el uso de recursos legítimos como la publicidad oficial para premiar y castigar a los medios por su línea editorial o periodística, así como el rezago de algunos países en la formulación de políticas públicas para incluir a más sectores en la comunicación, fortalecer los medios públicos y prevenir la concentración de medios.

• Es por eso que saludamos la presentación de este informe, realizado por la oficina a cargo del Relator Especial en el marco de su autonomía técnica y por lo tanto su contenido es una referencia ineludible en nuestra visión de velar por el sagrado derecho de la libertad de expresión, más allá de compartir o no cada evaluación por parte de ustedes para mí definitivamente forma parte de lo que sentimos, pensamos y hacemos nuestro inmediatamente.

• Queremos que este informe -como todos los demás informes que se han venido elaborando en este marco- formen parte del acervo que queremos mejorar para que se instalen sistemas que cada vez velen más por la libertad de pluralismo, de contar con elecciones libres y con dirigentes políticos que no tengan temor a ser criminalizados por expresarse abiertamente y de periodistas que no tengan temor a ser criminalizados abiertamente.

• Queremos contar con periodistas y medios que puedan realizar su tarea de control social sin temor a recibir agresiones ni sanciones, queremos tener ciudadanos que se manifiesten pacíficamente por sus derechos o que reclamen a sus gobiernos sin temor a ser reprimidos.

• En sus casi 20 años de historia, la Relatoría Especial ha ofrecido un apoyo decisivo para restablecer las garantías necesarias al ejercicio de los derechos de aquellos que han sido víctimas de represalias por el ejercicio de la libertad de expresión, así como para reparar las consecuencias derivadas de su vulneración.

• Y fundamentalmente ha sido una oficina propositiva, que ha generado estándares y conocimientos a nivel de expertos para ayudar al hemisferio a incorporar el derecho a la libertad de expresión como un componente esencial de nuestras libertades, de nuestras democracias.

Tenemos por delante todavía la construcción de muchísimo más en lo que se refiere al crecimiento de la libertad que debe tener el periodista y de la responsabilidad que tienen los periodistas.

Debemos ser capaces de construir en estas dinámicas continentales esta expresión del “deber ser”, que constituye el informe de la Relatoría, y que sea cada vez más la realidad del continente. Para ello todo nuestro compromiso, nuestra colaboración, nuestra cooperación para alcanzar esos resultados.

Que nuestros países se conformen con otra cosa que no sean los máximo estándares en materia de libertad de expresión nos afecta y nos duele, ha perjudicado definitivamente el funcionamiento de nuestras democracias.

Cuando hablamos que somos el continente más desigual de todos, tiene que ver fundamentalmente con las desigualdades que tenemos en nuestra capacidad para acceder a derechos. Este es uno de ellos: expresarnos libremente o acceder a información.

Felicitamos a Edison y felicitamos a la Comisión por este trabajo y nuestro compromiso en que estos máximos estándares que se proponen estén cada vez más cerca de nuestras realidades.

Muchas gracias