Discursos y otros documentos del Secretario General

APERTURA DE LA CUARTA REUNIN DE LA CONFERENCIA DE LOS ESTADOS PARTE DEL MESICIC

14 de diciembre de 2015 - Washington, DC

Fortalecer la cooperación para combatir más eficazmente la corrupción es una prioridad para la OEA: así consta en la nueva Visión Estratégica de la Organización, y así lo considera esta administración. La probidad republicana, la transparencia y la rendición de cuentas son políticas que hacen a la esencia de un sistema democrático de sano funcionamiento.

Amigas y amigos,

• Quiero agradecer a Brasil y a Estados Unidos por su liderazgo para la celebración de esta reunión: Brasil en su calidad de Presidente de la Conferencia y Estados Unidos en su condición de sede de esta cuarta reunión. Y sean bienvenidos todas y todos ustedes a la sede de la OEA, la Casa de las Américas.

• Los males que la corrupción le causa a nuestros países son hoy en día ampliamente conocidos: debilita la confianza de los ciudadanos en las instituciones, propicia el desapego a la ley y a las reglas de igualdad de oportunidades, ahuyenta la inversión productiva, y erosiona recursos indispensables para superar la pobreza y la desigualdad.

• Desde 1996, ustedes, los Países Miembros, cuentan con un excelente manual de qué hacer y qué no hacer para prevenir, detectar, sancionar y erradicar la corrupción. Es la Convención Interamericana contra la Corrupción (CIC), que la OEA está orgullosa de acoger.

• Empezamos con 20 Estados Parte de la Convención en el momento de su creación, y ahora somos ya 31. Sirva esta oportunidad para reiterar nuestra invitación a Dominica y Santa Lucía, Estados Parte de la Convención, a vincularse al MESICIC, y a Barbados a hacerse parte de la Convención y de este mecanismo.

• Desde 1996 hemos avanzado mucho: el Mecanismo de Seguimiento de la Convención empezó a operar en 2002, ha culminado cuatro rondas de análisis –la última de ellas con las importantes visitas in situ- en las que ha adoptado 114 informes que contienen recomendaciones específicas para cada uno de sus Estados Parte.

• En esta reunión recibirán amplios detalles de los resultados del mecanismo, pero les adelanto uno: Ustedes, los Estados Miembros, han tomado 1.334 acciones que son producto de las recomendaciones formuladas por el MESICIC sólo en su Primera Ronda. Esas acciones van desde la adopción de leyes, medidas jurídicas, tramitación de proyectos de ley, actividades de cooperación internacional, y programas de fortalecimiento institucional, entre otros.

• Las recomendaciones emitidas por el Mecanismo incluyen aspectos como:
o la prevención de conflictos de intereses
o la preservación de recursos públicos
o la contratación estatal
o la vinculación de servidores públicos y sus sistemas de declaración patrimonial
o la participación de la sociedad civil en el combate a la corrupción
o los controles internos en las empresas para detectar y prevenir prácticas corruptas
o la tipificación de actos de corrupción como el soborno trasnacional y el enriquecimiento ilícito
o la protección a los denunciantes
o y la asistencia recíproca para el juzgamiento de sus autores, entre otros.

• Los análisis reflejan que, en muchos casos:
o los países no cuentan con leyes o medidas adecuadas, o si existen son insuficientes o inadecuadas
o los órganos encargados de prevenir y combatir la corrupción no son eficaces

• La incorporación de las visitas in situ a partir de la Cuarta Ronda ha dado voz en este proceso a 856 autoridades públicas de 175 entidades estatales, 68 organizaciones de la sociedad civil, 38 del sector privado, 38 asociaciones profesionales, 36 académicos e investigadores y 9 otros actores sociales, tales como asociaciones de prensa y medios de comunicación, lo que ha cerrado el círculo de los que tienen algo que decir contra la corrupción.

• En el marco del MESICIC, además, se han desarrollado guías legislativas y leyes modelo como las relativas a las declaraciones patrimoniales y de intereses de quienes desempeñan funciones públicas y a la protección de denunciantes de actos de corrupción.

• Eso son los logros, pero también existen desafíos, y es en eso en lo que debemos centrar nuestros esfuerzos. El proyecto de recomendaciones que viene a consideración de esta Conferencia es un buen compendio de los próximos pasos:

o Debemos continuar fortaleciendo los marcos jurídicos, incluyendo normas de conducta para el correcto, honorable y adecuado cumplimiento de las funciones públicas
o Debemos continuar fortaleciendo las instituciones: Ese es –por ejemplo- uno de las contenidos esenciales de la “Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras” (MACCIH).
o Debemos ampliar la conciencia de responsabilidad en la lucha contra la corrupción del sector privado, la sociedad civil y la comunidad internacional
o Y en el marco del MESICIC, debemos perseverar en el seguimiento de la implementación de las recomendaciones y avanzar en la elaboración de herramientas de cooperación

• Cuenten para todo ello con el máximo y entusiasta apoyo de la Secretaría General de la OEA. Estamos convencidos de que ayudar a combatir la corrupción es una manera de ensanchar más la democracia, brindar más seguridad, más desarrollo y un ejemplo para las jóvenes generaciones .

• Muchas gracias.