Comunicado de Prensa

La CIDH y Oficina Regional para América Central (OACNUDH) saludan el retorno a su país de más de 300 personas nicaragüenses e instan a los Estados a seguir cooperando para garantizar el retorno seguro, digno y voluntario.

17 de febrero de 2021

Enlaces útiles

Datos de Contacto

Oficina de Prensa de la CIDH

cidh-prensa@oas.org

Lista de distribución

Suscríbase a nuestra lista de distribución de correos para recibir comunicaciones de la CIDH

Ciudad de Panamá, Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) saludan las acciones implementadas por los Estados de Panamá y Costa Rica que permitieron el retorno de más de 300 personas nicaragüenses que se encontraban en Panamá a la espera de la autorización por parte de las autoridades de Nicaragua para retornar a su país. La CIDH y la OACNUDH reconocen los esfuerzos llevados a cabo para brindar asistencia humanitaria y acceso a las pruebas PCR a 129 personas nicaragüenses, parte de este grupo, que permanecieron en la frontera de Paso Canoas, frontera de Panamá con Costa Rica, y resaltan la necesidad de buscar estrategias de prevención y no repetición, a través de la adopción de leyes, políticas y prácticas que aseguren la protección de los derechos humanos de todas las personas en su territorio y bajo su jurisdicción, independientemente de su condición migratoria.

De acuerdo con información recibida, un grupo de más de 300 personas nicaragüenses afectadas por la pérdida de empleo y medios de subsistencia en el contexto de pandemia del COVID-19, estuvo buscando regresar a Nicaragua desde enero de 2021. Algunas de las personas habrían vendido sus pertenencias para realizarse las pruebas de PCR de COVID-19, requeridas para ingresar a Nicaragua, así como para pagar el transporte de retorno hasta su país. Luego de las gestiones realizadas por las autoridades de Panamá y Costa Rica, el último grupo de personas nicaragüenses que permanecía en Paso Canoas, inició su retorno hacia Peñas Blancas, frontera entre Costa Rica y Nicaragua, el 11 de febrero de 2021. Asimismo, cinco personas deberán permanecer en Panamá, en cuarentena obligatoria y bajo observación médica, después de haber resultado positiva la prueba PCR de COVID-19.

La CIDH y la OACNUDH reconocen la complejidad de las medidas extraordinarias que han adoptado los Estados, incluyendo Nicaragua, para hacer frente a la emergencia sanitaria. La CIDH y la OACNUDH reiteran que dichas medidas deben partir del principio de igualdad y no discriminación, y deben ser proporcionales a los fines que persiguen. En este sentido, la CIDH y la OACNUDH recuerdan que conforme al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como a los Principios Interamericanos sobre los Derechos Humanos de todas las personas migrantes, refugiadas, apátridas y las víctimas de la trata de personas y su Resolución sobre pandemia y derechos humanos, toda persona, independientemente de su situación migratoria, tiene derecho a regresar al Estado de su nacionalidad, y los Estados deben garantizar este derecho a través de acciones de cooperación entre distintos países, con atención a los protocolos sanitarios existentes. De igual forma, los Estados deben promover soluciones duraderas y sostenibles que permitan la reintegración de las personas que retornan, mediante su inclusión en las estrategias nacionales de respuesta, protección social y recuperación ante la pandemia.

En este contexto, la Comisión y la Oficina Regional llaman a los Estados concernidos a promover y adoptar estrategias para la articulación, cooperación, intercambio de información y apoyo logístico para permitir el tránsito de estas personas y asegurar su retorno a Nicaragua de manera segura, digna y voluntaria. Adicionalmente, los Estados concernidos deben adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la atención adecuada y oportuna de la salud y el cuidado de las personas con COVID-19, particularmente de aquellas en situación de vulnerabilidad. Asimismo, la CIDH y la OACNUDH reiteran el llamado al Estado de Nicaragua a tomar las medidas necesarias para el retorno e ingreso de sus nacionales a su territorio de modo digno, seguro y voluntario, garantizando que la aplicación de protocolos sanitarios en el contexto de la pandemia priorice la protección a la vida, integridad y salud de las personas.
--------
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU Derechos Humanos) es la principal entidad de las Naciones Unidas en el ámbito de los derechos humanos. La Asamblea General encomendó al Alto Comisionado y a su Oficina la misión de promover y proteger todos los derechos humanos de todas las personas. ONU Derechos Humanos proporciona asistencia en forma de competencias técnicas y fomento de capacidad para apoyar la aplicación sobre el terreno de las normas internacionales de derechos humanos. ONU Derechos Humanos ayuda a los gobiernos, que tienen la responsabilidad primordial de proteger los derechos humanos, a cumplir con sus obligaciones y apoya a los individuos en la reivindicación de sus derechos. Además, denuncia de manera objetiva las violaciones de derechos humanos

No. 034/21