Boletín electrónico Nº 52- Octubre, 2008

 
 
La coexistencia de los servicios de comunicaciones por satélite en la banda C y los servicios inalámbricos de banda ancha
 
Email this Article | Print this page | Home
 

Las interferencias de satélites representan un problema costoso para los operadores de todo el mundo. Las interferencias provienen de muchas fuentes, aunque la mayoría se deben al error humano y son accidentales. Durante el último año, sin embargo, la introducción de los servicios de acceso inalámbrico de banda ancha (BWA), tales como WiMAX y los sistemas de Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT), y su resultado potencialmente devastador en la gama de frecuencias de la banda C, ha suscitado mucha polémica.

La gama de frecuencias de la banda C es utilizada por los operadores del servicio fijo por satélite (SFS) de todo el mundo para ofrecer servicios de comunicaciones vitales y es esencial para los países de la región de la línea ecuatorial, donde los extensos desvanecimientos causados por la lluvia hacen que el uso de la banda Ku sea poco viable. Actualmente, existen aproximadamente 160 satélites geoestacionarios funcionando en la gama de frecuencias de la banda C y se prevé que dos de cada tres de los satélites comerciales que se encuentran en construcción utilicen probablemente frecuencias de la banda C.

Para respaldar las comunicaciones del SFS en la banda C, se ha realizado un amplio despliegue de hardware, que representa un inversión de miles de millones de dólares por parte de los operadores y usuarios de satélites. Contrariamente a los sistemas terrenales, los cuales pueden ser modificados una vez desplegados para realizar los ajustes necesarios, los satélites, una vez en órbita, no pueden ser modificados.

El problema de la compartición de espectro A medida que la introducción de los servicios BWA cobra intensidad en varios países, la industria de las comunicaciones por satélite se has visto obligada a combatir un aumento en los incidentes notificados de interferencia, ya que los servicios fijos y móviles por satélite están siendo gravemente interrumpidos debido a interferencia causada por los servicios inalámbricos terrenales. En algunas ocasiones, estos incidentes han colapsado totalmente la recepción de las señales de TV, como fue el caso en Hong Kong donde unos 300.000 hogares en toda Asia perdieron la señal debido a una prueba de campo de BWA. Otra prueba en Bolivia durante el inicio de la Copa Mundial de Fútbol afectó a un 30 por ciento de los hogares que estaban recibiendo la cobertura de la Copa Mundial vía satélite.

El equipo BWA funcionará dentro de la gama de frecuencias 3.4-3.7 GHz en la banda C extendida del SFS. Esto representa un problema para los sistemas de satélites con bandas solapadas que son susceptibles a las emisiones fuera de banda y la saturación LNA/LNB. Todos los análisis de la industria y las pruebas iniciales de interferencia potencial del BWA ponen de manifiesto la posibilidad de una amenaza considerable para los servicios de satélite en la banda C.

La posibilidad de asignar porciones del espectro de la banda C a los sistemas IMT también es motivo de preocupación para el entorno regulador. Es posible que los operadores de satélites, temerosos de que el espectro deje de estar disponible durante la vida útil de un satélite nuevo, haciendo que el operador no pueda lanzar al mercado inventario nuevo o incluso de reemplazo, reconsideren las inversiones futuras.

Qué se está haciendo La industria de comunicaciones por satélite se ha comprometido a definir el impacto de la compartición de frecuencias en la banda C, y a identificar si – y en qué forma – los servicios fijos por satélite y los servicios inalámbricos pueden coexistir. Organizaciones tales como la Unión de Radiodifusión Asia-Pacífico, el Consejo de Comunicaciones por Satélite de Asia-Pacífico, la Telecomunidad de Asia-Pacífico, el Foro Mundial VSAT, el Grupo de de Usuarios de Satélites para la Reducción de Interferencia (SUIRG) y un consorcio de prominentes operadores de satélites han presentado documentos y estudios sobre este tema.

A principios de este año, por ejemplo, el SUIRG y otras ocho asociaciones comerciales que representaban a más de 400 empresas de comunicaciones por satélite de todo el mundo, con unos ingresos conjuntos que sobrepasan los €66.000 millones, enviaron una carta a los Comisionados de la CE instándoles a que se opusieran a la propuesta preliminar europea para la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2007 (CMR-2007) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de abrir cualquier parte de la banda C para las tecnologías móviles terrenales. Gracias a las asombrosas manifestaciones de apoyo de las administraciones nacionales, la comunidad de usuarios de comunicaciones y la industria mundial de comunicaciones por satélite, la CMR decidió restringir las IMT, incluyendo WiMAX, de cualquier parte de la banda C de satélites.
 

Robert Ames
Presidente
Grupo de Usuarios de Satélites
para la Reducción de Interferencias (SUIRG)

 

SUIRG es una organización internacional sin fines de lucro, con representantes de los sectores público y privado, para combatir el creciente y costoso problema de la interferencia en las frecuencias radioeléctricas de satélites.  El grupo está conformado por operadores de satélites, usuarios, operadores de enlaces de conexión ascendente, proveedores de servicios, vendedores de equipo, y otras organizaciones interesadas en combatir la interferencia en las frecuencias radioeléctricas (www.suirg.org).

 
Nota: Este es un resumen de la presentación realizada por el orador durante el Seminario sobre “Actividades relacionadas con el Servicio Fijo por Satélite en los países de las Américas” que tuvo lugar el 15 de septiembre de 2008 en Mar del Plata, Argentina.
 

© Derechos Reservados 2008. Comisión Interamericana de Telecomunicaciones
Organización de los Estados Americanos
1889 F St., N.W., Washington, D.C. 20006 - Estados Unidos
Tel. (202)458-3004 | Fax. (202) 458-6854 | citel@oas.org | http://citel.oas.org

Para cancelar la subscripción ir al siguiente link citel@oas.org