Speeches and other documents by the Secretary General

SESIÓN ESPECIAL DEL CONSEJO PERMANENTE PARA RECIBIR AL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES DE HAITÍ, JEAN VICTOR GENEUS

17 de agosto de 2022 - Washington, DC

En primer lugar, me gustaría dar la bienvenida nuevamente al Ministro Jean Victor Geneus, agradecer especialmente su presentación y el valor que se debe de dar a la misma en su primera visita oficial a la OEA en el marco del Consejo Permanente Especial para recibirlo Ministro, en su seno, en el plenario de nuestra Organización.

Por otra parte, quiero celebrar con usted, con su delegación, la reciente conmemoración, el pasado 14 de agosto de los 231 años de la Ceremonia del Bois-Caiman. El acto fundador de la revolución y de la guerra de independencia de Haití, que inspirara a tantas otras futuras naciones del hemisferio en su lucha por la emancipación. Una revolución muy especial porque definitivamente fue hecha sobre la base de que todos los hombres y mujeres somos creados iguales.

Ese grito de libertad continúa resonando desde que se pronunciara ese llamado. Por supuesto no nos puede dejar indiferentes, a ninguno de nosotros, el sufrimiento actual que subsiste día a día en nuestra querida Haití.

Es por esa razón que hemos tratado de llamar a una fiesta solidaria con el pueblo haitiano, haciendo resonancia a ese llamado por la libertad de independencia.

No nos equivoquemos, Haití vive horas muy duras, necesitamos más que nunca, poder brindar de forma nueva e innovadora medidas que puedan servir a la nación haitiana, no solamente para sobrepasar la crisis actual, sino para orientar al país y trabajar junto al pueblo haitiano en una senda en donde los derechos más básicos de la ciudadanía sean parte de su realidad de vida. No nos equivoquemos, el momento es grave.

Por un lado, la inseguridad debilita la fortaleza del sistema democrático, y por otro la ausencia o el fracaso del buen funcionamiento del sistema democrático crea las condiciones para la inseguridad.

La inseguridad y el aumento exponencial de la delincuencia, homicidios, secuestro y violencia es un reflejo de la desigualdad, la exclusión y las limitaciones para hacer valer los derechos de las personas.

No podemos hablar de los problemas que afectan actualmente a Haití sin hablar también del Estado y de la calidad de sus instituciones y de cómo, juntos, debemos enfrentar estos desafíos y al mismo tiempo fortalecer sus instituciones y proteger los derechos inalienables del pueblo haitiano.

De ahora hacia adelante una sociedad más inclusiva que pasa por la consolidación de un sistema democrático basado en el diálogo, un abanico de derechos sociales y económicos fundamentalmente. Definitivamente, fortaleciendo las instituciones haitianas, específicamente aquellas en materia de seguridad.

Debemos seguir aunando esfuerzos con Haití, como se ha hecho desde siempre en esta Organización. Nuestra Organización ha trabajado en múltiples facetas en Haití. Debemos hacerlo, seguir abordando problemas estructurales, seguir abordando los problemas coyunturales, seguir abordando la crisis política y de seguridad que vive el país hoy.

Siempre hemos fomentado el diálogo en Haití. El Consejo Permanente ha sido solicitado en varias ocasiones para facilitar dicho diálogo. La Secretaría General también ha sido requerida en muchas ocasiones para facilitar ese diálogo. Misiones de (Representante Permanente de Antigua y Barbuda) Sir Ronald Sanders, de (la Presidenta del Consejo Permanente y Representante Permanente de San Vicente y las Granadinas) Lou-Anne Gaylene Gilchrist y de quién habla en Haití han sido recurrentes.

Seguimos trabajando con las comunidades locales, seguimos trabajando con la capacitación de la policía nacional, pero como dije en su momento debemos tener una visión de base estructural y una visión a largo plazo, y resolver esta crisis sobre la base del diálogo. Un diálogo inclusivo que supere la coyuntura política actual.

Salir de la encrucijada en un largo camino hacia una sociedad más justa donde la política pueda servir de vector conducente a una mayor estabilidad y oportunidades para el pueblo haitiano.

Haití necesita seguir abordando las cuestiones de reforma estructural del sistema político haitiano para consolidar cambios profundos, para que la libre voluntad del pueblo pueda ser expresada en elecciones justas, libres y transparentes.

Es esencial y de suma importancia contar con una hoja de ruta clara y definida. Es fundamental también saber qué hacer el día después.
Me mueve la profunda convicción después de haber escuchado la presentación de hoy, que la lucha por la consolidación de la democracia en Haití implica comprensiblemente un esfuerzo complejo y prolongado de todos, acompañado de importantes esfuerzos conjuntos con los haitianos.

El camino no es corto ni fácil, pero la vocación y la voluntad de resolver la crisis política, de hacer un diálogo inclusivo y de resolver la crisis de seguridad, hace que todos los aquí presentes apoyemos ese presente y esa dimensión de trabajo hacia adelante.

Lo requerido y lo solicitado por usted, Señor Ministro de Relaciones Exteriores de Haití, las definiciones de prioridades que usted ha determinado son más que aceptables para nosotros y comprometemos nuestro trabajo detrás de esas prioridades.


Muchas gracias.