English •  Português •  Français Mapa •  Preguntas Frecuentes •  Contactos • Entrar  
Sobre la OEA Estados Miembros Estructura Noticias Buscar
     Referéndum Dirimidor y de Aprobación de la Nueva Constitución Política - enero 25, 2009


Partidos Políticos

De acuerdo con el artículo 3º de la Ley de Partidos Políticos Nº 1983, de Junio 25 de 1999 son personas jurídicas de derecho público y sin fines de lucro, que se constituyen para participar, por medios lícitos y democráticos, en la actividad política de la República, en la conformación de los poderes públicos y en la formación y manifestación de la voluntad popular. Así pueden definirse como agrupaciones políticas con ideas y principios comunes que cuentan con estatutos, planes y programas políticos. Se organizan por la asociación voluntaria de ciudadanos que adoptan un conjunto de principios políticos, un estatuto y un programa de acción comunes. Adquieren personalidad jurídica por resolución de la Corte Nacional Electoral.

Su presencia en el espectro democrático es importante porque se convierten en aglutinadores de grupos dispersos que se alían o unen en torno a intereses políticos o a liderazgos reconocidos, para participar en las contiendas electorales. Las tareas fundamentales de los partidos políticos son:
 Socializar políticamente la promoción de los principios y valores democráticos.
 Movilizar la opinión pública hacia propuestas políticas que reflejen criterios y pareceres de la sociedad civil.
 Representar intereses de la comunidad.
 Legitimar el sistema político mediante un ejercicio político transparente que muestre a los/as ciudadanos/as la orientación política que guía su accionar.

Conforme a la ley, para iniciar un partido político los ciudadanos que se propongan fundar un partido se reunirán en asamblea constitutiva. Los apellidos, profesión u ocupación deben estar registrados en el padrón electoral de cada uno de los fundadores. Los fundadores no deben tener militancia en otro partido político. Se debe aprobar la declaración de principios, el estatuto orgánico y el programa de gobierno.

En este sentido, todo partido debe someterse a la Constitución Política del Estado; defender los derechos humanos; rechazar toda forma de discriminación; establecer procedimientos democráticos para su organización y funcionamiento; deberá contener en el estatuto orgánico del partido los órganos y procedimientos para la nominación de candidatos y por último deben garantizar la plena participación de la mujer.

Dentro de su estructura interna deberá tener como organismo máximo un congreso, asamblea, convención nacional o su equivalente, así como una dirección y organismo de dirección a nivel territorial, y están obligados a llevar los libros de registro de militantes deberán acreditar la inscripción de una militancia igual o mayor al 2 por ciento del total de los votos válidos en las alecciones presidenciales inmediatamente anteriores.


Las Agrupaciones Ciudadanas
Son organizaciones creadas para participar en la actividad política y las contiendas electorales nacionales y municipales y constitucionales, que al igual que los partidos políticos y los Pueblos Indígenas. Su interés es formar parte de los Poderes Públicos y también son intermediarias entre la sociedad y el Estado. De acuerdo al artículo 4° de la Ley de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas, las Agrupaciones Ciudadanas son personas jurídicas de Derecho Público, sin fines de lucro, con carácter indefinido, creadas exclusivamente para participar por medios lícitos y democráticos en la actividad política del país, a través de los diferentes procesos electorales, para la conformación de los Poderes Públicos. Para las elecciones municipales 2004, en una primera fase, más de 600 agrupaciones ciudadanas manifestaron su interés de participar en las mismas. En el proceso posterior de legalización de trámites, 344 obtuvieron su personería jurídica y participaron en esos comicios.

Conforme a la ley para dar una agrupación ciudadana debe tener un acta de declaración expresa de los fundadores. Nombre, sigla, símbolos y colores que adoptarán. Un estatuto interno que especifique la forma de elección de sus candidatos y un programa de gobierno. Deben cumplir la Constitución Política del Estado, las leyes de la República, sus normas internas, los documentos constitutivos y resoluciones que aprobaran de acuerdo con ellos, así como preservar, desarrollar y consolidar el sistema democrático, y presentar rendición de cuentas.

Dentro de su estructura interna debe tener una denominación, normas básicas de organización interna y de selección de candidatos, y la definición precisa de sus instancias directivas. Para la participación en la elección de Presidente y Vicepresidente de la República, senadores y diputados plurinominales deberán acreditar como mínimo el registro de firmas equivalentes al 2 por ciento del total de votos válidos de la última elección nacional. Para diputados uninominales se necesita el registro de firmas equivalente al 2 por ciento del total de votos válidos en la circunscripción electoral. Esto también es para las elecciones municipales.

 

Los Pueblos Indígenas

Son organizaciones originarias reconocidas por el Estado y que pueden participar en los procesos electorales nacionales, municipales y constitucionales. Conforme al artículo 5° de la Ley de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas, los Pueblos Indígenas son organizaciones con personalidad jurídica propia reconocida por el Estado, cuya organización y funcionamiento obedece a los usos y costumbres ancestrales. Estos pueblos pueden participar en la formación de la voluntad popular y postular candidatos en los procesos electorales, en el marco de lo establecido en la presente Ley, debiendo obtener su registro del Órgano Electoral. En las Elecciones Municipales 2004, 65 pueblos indígenas presentaron candidatos y candidatas.

Para que los pueblos indígenas sean reconocidos como personas jurídicas ante la ley electoral deben presentar una certificación de su condición y una relación nominal de autoridades comunales y/o dirigentes, según sus normas tradicionales y sus símbolos. En los pueblos indígenas ningún ciudadano está obligado a participar en las elecciones. Ninguna autoridad podrá obligar a sus miembros a firmar los libros de registro. Los pueblos indígenas se rigen bajo sus principios, usos y costumbres, que serán reconocidas por la Corte Nacional Electoral.

Para la participación en la elección de Presidente y Vicepresidente de la República, senadores y diputados plurinominales deberán acreditar como mínimo el registro de firmas equivalentes al 2 por ciento del total de votos válidos de la última elección nacional. Para diputados uninominales se necesita el registro de firmas equivalente al 2 por ciento del total de votos válidos en la circunscripción electoral. Esto también es para las elecciones municipales.

Por otra parte, los pueblos indígenas que no contaran con normas escritas que rijan su organización solicitarán ante el Órgano Electoral el reconocimiento de sus usos y costumbres para postular candidatos.

Se consideran infracciones ante la ley, la alteración de los requisitos exigidos para el registro del pueblo indígena; exigir dinero por medios coercitivos. Incumplimiento de normas internas; organización de grupos de acción violenta; falta de rendición de cuentas documentada. Las sanciones son: multa equivalente al 25 por ciento del financiamiento estatal. Cancelación de registro e inhabilitación para participar como candidatos. Multa equivalente al 50 por ciento del monto percibido por financiamiento estatal.

    


© Copyright 2009. Organización de los Estados Americanos. Derechos Reservados.
Sede: 17th Street & Constitution Ave., N.W., Washington, D.C. 20006, USA
Tel. (202) 458-3000 / Email: OASWeb@oas.org

Diseñado por el Departamento de Comunicaciones e Imagen Institucional