DINAMARCA OTORGA 2 MILLONES DE DOLARES
PARA PROGRAMA DE DESMINADO EN CENTROAMERICA


19 de febrero de 1998

El gobierno de Dinamarca entregó hoy una contribución de más de dos millones de dólares a la Organización de los Estados Americanos (OEA), para apoyar las tareas de desminado en Centroamérica.

Al firmar el acuerdo, el Secretario General Adjunto de la OEA, Embajador Christopher Thomas, afirmó que la presencia de campos minados en el territorio americano es una de las grandes tragedias del siglo veinte. "Las minas antipersonales representan una constante amenaza para la seguridad pública de las poblaciones rurales de nuestro hemisferio", añadió el Embajador Thomas.

Tras afirmar que como consecuencia de ello se produjo un efecto negativo sobre el desarrollo y la promoción de la democracia en la región, el Secretario General Adjunto agradeció la generosa ayuda del Gobierno de Dinamarca que, dijo, responde directamente al propósito de trabajar en las tareas de desminado en América Central.

El Embajador de Dinamarca ante la Casa Blanca, Erik Tygesen, reiteró a su vez el compromiso de su gobierno de apoyar el programa de desminado de la OEA, en cumplimiento al llamado formulado por el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, de aumentar las contribuciones a programas de esta naturaleza.

El Programa de Desminado en Centroamérica es ejecutado por la Unidad para la Promoción de la Democracia (UPD) de la OEA, en coordinación con la Junta Interamericana de Defensa (JID). El apoyo financiero de Dinamarca beneficiará directamente al programa en Honduras, Costa Rica y Guatemala.

Desde 1995, la UPD ha trabajado con los países de Centroamérica para coordinar el apoyo regional e internacional, entrenar y equipar a militares locales y asesorar y supervisar las operaciones de remoción de minas. Miles de estos y otros aparatos explosivos son destruídos cada año como resultado de las operaciones que se realizan en la subregión.


<--Comunicados de Prensa