Organization of American States
www.oas.org  

                                                                                                                  C-120-02

Junio 20,  2002 

LA OEA INFORMA QUE LA ETAPA FINAL HA COMENZADO EN HAITÍ 

El Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luigi Einaudi, hizo saber a la comunidad internacional el miércoles pasado su convicción de que están dadas las condiciones para que el Gobierno y la oposición de Haití pongan fin a la crisis política del país, reforzando el Estado de derecho y acordando elecciones parlamentarias y municipales con la presencia de observadores internacionales. 

Recién llegado a Haití, donde conjuntamente con el Ministro de Relaciones Exteriores de Santa Lucía, Julian Hunte, llevó adelante una iniciativa conjunta OEA/CARICOM, el Embajador Einaudi informó al Consejo Permanente de los resultados de su visita, realizada entre el 10 y el 18 de junio.  

Señaló que la reunión personal que tuvo lugar el sábado anterior entre el Presidente Jean Bertrand Aristide y la coalición opositora Convérgence Démocratique fue la primera de su género desde que el Presidente Aristide asumió su cargo, en febrero de 2001. El Secretario General Adjunto agregó que el Presidente de la Conferencia Episcopal Católica de Haití, Hubert Constant, cumplió un papel clave facilitando la reunión.  

Einaudi dijo que todos los partidos habían convenido en la necesidad de adoptar medidas adicionales para aplicar la resolución del Consejo Permanente de la OEA, CP/RES. 806, en la que se hacía un llamamiento en procura de un conjunto de medidas tendientes a reforzar el Estado de derecho y mejorar la seguridad frente a la violencia del 17 de diciembre de 2001. También dijo que se había distribuido un proyecto de “Acuerdo Inicial” al partido de gobierno, Lavalas y a la Convergencia.  

El documento contiene cinco artículos: (i) establecimiento de un nuevo consejo electoral creíble, independiente y neutral; (ii) creación de un nuevo entorno que conduzca a elecciones libres; (iii) un diálogo nacional para reforzar la democracia, los derechos humanos y el desarrollo económico y social; (iv) mecanismos de nombramiento de los miembros del consejo electoral provisional, y (v) el compromiso de normalizar las relaciones económicas y financieras internacionales de Haití. Señaló que Lavalas había presentado comentarios escritos y que esperaba recibir opiniones similares de la Convergencia.    

El Secretario General Adjunto dijo también que el informe de la Comisión Investigadora Independiente debía ser completado antes de fin de mes y que el Secretario General, César Gaviria, estaba dispuesto a unirse a la próxima misión a Haití, del 7 al 9 de julio, si es que el “acuerdo inicial” entre el Gobierno haitiano y la oposición política pudiera concluirse en ese período.  

La Embajadora de Santa Lucía ante la OEA, Sonia Johnny, que formó parte de la delegación conjunta a Haití, elogió el informe del Embajador Einaudi, calificándolo de “extremadamente importante”, y señaló que los hechos recientes prueban que la “fe (de CARICOM) en el pueblo haitiano no carece de fundamento”.  

           El Representante Permanente de Haití, Embajador Raymond Valcin, afirmó que su gobierno tiene esperanza en una resolución de la crisis. Hizo mención a varias medidas que había adoptado el gobierno para cumplir sus obligaciones y mencionó los esfuerzos que había hecho el Presidente Aristide para reabrir líneas de comunicación con la oposición. También sostuvo que el gobierno estaba “dispuesto a mantener, incondicionalmente –en todos los casos y lugares posibles—contactos con la oposición”, pero expresó fuertes objeciones a hacer de  la celebración de un acuerdo con la oposición una condición de la asistencia financiera a Haití, política que describió como empobrecedora en un país que ya es el más pobre del Hemisferio.  

Embajadores de varios Estados miembros y Francia consideraron alentador el progreso del que dio cuenta el Secretario General Adjunto, haciendo hincapié en su compromiso de procurar la resolución de la crisis haitiana sobre la base de principios democráticos. Varios embajadores subrayaron la necesidad de que el Gobierno, la oposición política y la sociedad civil cumplan el papel que les corresponde a fin de resolver la prolongada crisis política que afecta a Haití.  

El video sobre las intervenciones en el Consejo Permanente, así como fotografías, han sido publicadas en el sitio de la OEA en Internet: www.oas.org.

 

**********