julio banner copy.jpg (33843 bytes)

                                                                         (C-127/00)

Julio 7, 2000

 LA OEA NO OBSERVARA SEGUNDA RONDA ELECTORAL EN HAITI

 

            Como fuera anunciado anteriormente,  la Misión de Observación Electoral de la OEA en Haití ha determinado que, de acuerdo a las disposiciones de la legislación electoral haitiana, los resultados finales de las elecciones al senado como fueran proclamados por el Consejo Provisional Electoral (CPE) son incorrectos y la Misión no puede considerarlos precisos ni justos. Como tal, la Misión anuncia que no observará  la segunda vuelta del proceso electoral fijado para el domingo 9 de julio. 

            La Misión cree que la metodología usada por el Consejo Provisional Electoral (CPE) para calcular los porcentajes de las elecciones senatoriales violan tanto la Constitución de Haití como la Ley Electoral. Ambas señalan claramente que para ser elegido en la primera ronda, un candidato para el Senado debe obtener la mayoría absoluta de todos los votos válidos. 

            El respeto de la Constitución y la Ley Electoral por la institución pública responsable de la organización y verificación de las elecciones es condición fundamental del estado de Derecho y la base para un proceso electoral válido. 

            Los porcentajes finales proclamados por el CEP constituyen un serio error que podría y debería haber sido corregido. Como ya se sabe, la Misión de Observación Electoral envió una carta al Presidente del CEP hace unas semanas llamando su atención respecto a este error. Algunos partidos políticos, representantes de la sociedad civil y miembros de la comunidad internacional también identificaron el mismo error. 

            Adicionalmente, de acuerdo a su declaración del 21 de junio, el Presidente del CEP, Léon Manus, se vio obligado a abandonar el puesto y dejar el país, después de negarse a convalidar los falsos cálculos. 

            La Misión deplora que la más alta autoridad electoral haya continuado afirmando estos resultados que son distorsionados por una metodología contraria a las propias leyes haitianas y a las normas internacionales de equidad y transparencia. La Misión enfatiza que esta metodología excluye una parte significativa de la población haitiana y viola el principio de una persona  un voto. 

            La Misión considera que los resultados son perjudiciales y han tenido un gran impacto en el número de candidatos elegidos al senado en la primera vuelta y en consecuencia no puede ser la base de un proceso electoral creíble y justo.    

            Desde el 21 de mayo, la Misión de Observación Electoral de la OEA ha sido testigo de un proceso electoral cada vez más defectuoso debido a las irregularidades que incluyen la transmisión incorrecta de resultados, el tratamiento arbitrario de las quejas de los candidatos y los partidos políticos y la conducta irregular de elecciones parciales en algunas regiones. 

            Como es habitual, la Misión hará sus detalladas observaciones en un informe que será presentado al Secretario General y al Consejo Permanente de la OEA. 

            A pesar de los esfuerzos de varios sectores de la sociedad haitiana y de los Estados Miembros del CARICOM, no se pudo encontrar una solución aceptable a la crisis electoral. En consecuencia, la Misión lamentablemente anuncia la suspensión de todas sus actividades de observación para la segunda vuelta.

 

********